Google+ Followers

jueves, 30 de abril de 2015

2- EL VIAJE INTEGRADOR DE LA MENTE Y EL CORAZÓN


            El Plan del Cristo Universal es enrolar a las almas en el camino hacia la Luz. Las almas son miles de millones de ‘chispas espirituales’ envueltas en sutil materia, surcando un largo viaje evolutivo de la conciencia.
            Estas chispas átmicas son “hijas” del Gran Fuego Solar Central, y el Cristo Universal es la ‘Guía Paterna’ para el desarrollo de las unidades álmicas.
            El Cristo Universal es el cargo que ocupa un Gran Ser en la regencia del Universo Local de Nebadón, dentro del cual se mueven fantásticas galaxias con miles de millones de estrellas y planetas, muchos de ellos habitados por vida inteligente. Existen millones de “gobernantes” o “Logos” que rigen a los planetas y sistemas solares, y todos están en línea con la Voluntad de este Regente Mayor: MICAEL, el Adonai del Universo.
            Recuerde el estudiante que al hablar de “universo” nos estamos refiriendo al “universo local”, y que un conjunto de ‘universos locales’ conforman una estructura mayor a la cual podría llamársele “súper-universo”, siendo a la vez un cúmulo de súper-universos lo que podría designarse como ‘Mega-universo’. En fin…, las palabras solo son un puente, un medio (y muy limitado…) para señalar en dirección a la adquisición de “Comprensión”.
Procure el estudiante alcanzar ‘la Comprensión’ sin que las palabras traben su curso, sino que puedan ser un medio para ello. Para que las palabras no se conviertan en una traba al fluir, y se transformen en un medio, en un ‘puente’ para llegar más allá…, debe el investigador conocer exactamente el significado de cada palabra, y mejor aún, su etimología. Luego, podrá ir más allá de las palabras, hacia su significado oculto, el cual está en elevadas regiones de la Conciencia (Supraconciencia), y que puede ser extraído por el estudiante y reflejado en su intelecto. Pero para llegar hasta las regiones luminosas de la mente espiritual, de manera que este plano de vida se refleje en forma clara, debe el investigador realizar un gran trabajo de reflexión para crear ‘el puente’…

            Una de las principales razones por la cual el ser humano no avanza en consciencia es la falta de profundidad en el significado de cada palabra. El ‘viaje del alma’ es un viaje de la conciencia, un viaje a través de escalones de comprensión, hemos dicho en una oportunidad, y ese ‘viaje interno’ se encuentra muchas veces obstaculizado por la falta de profundización en ‘los significados’.
            El viaje consciente del alma comienza al principio con un cambio permanente de conceptos, y esto ocurre al ponerse en funcionamiento la investigación de lo oculto, de lo interno, y la reflexión.
            Cada concepto posee una energía implícita que vibra según la cualidad que tal concepto contiene en su naturaleza. Por lo tanto, ir cambiando los conceptos que están en la conciencia, conceptos acerca de la vida, la evolución, el amor, la existencia, su raíz y propósito, etc., es ir cambiando de vibración. Es decir, si se entiende que los conceptos son energías que conforman parte de lo que denominamos conciencia, se entenderá que al cambiarse los conceptos por otros de mayor apertura y verdad, habrá finalmente un radical cambio de toda la energía  de la conciencia.
            Este es el sendero de la elevación vibracional a través del Conocimiento, de la Gnosis, y tarde o temprano, todas las almas llegan a este camino (Jñana Marga). El místico que aún no ha llegado al camino consciente del Conocimiento, llegará, tarde o temprano, así como el filósofo auténtico que no ha conocido el misticismo, se encontrará con ‘el Misterio de la Vida’ en forma vivencial y sensible, llegado el momento…
            El alma no puede transitar solo un camino, porque aunque su particular Rayo álmico la pueda vincular más a un tipo de camino que a otro, deberá atravesar, de una u otra manera, por los distintos caminos durante sus reencarnaciones, lo cual brindará la Sabiduría de la diversidad, permitiéndole así conocer y experimentar “las distintas caras del Diamante”, y llegar por último a “la Síntesis”, al final del gran Sendero.
            El camino del Conocimiento llega al corazón, y el camino del corazón termina en el Conocimiento. Ninguno es más importante que el otro, y deben desarrollarse por igual y finalmente integrarse, así como las nubes cargadas de agua en el cielo se integran finalmente a la tierra, permitiendo así germinar la Semilla…



PAZ EN LOS CORAZONES




No hay comentarios.:

Publicar un comentario