Google+ Followers

sábado, 2 de mayo de 2015

3- Viajando más allá…, hasta el ‘Aquí-Ahora’


            Los Amantes del Cosmos son Conciencias Solares que llenan los espacios siderales con “calor espiritual consciente”. Los fríos espacios de la materia oscura macrouniversal deben ser llenados, cada vez más, con “el calor de la Conciencia consciente”, y esta actividad es el Propósito de la EVOLUCIÓN.

            Entender esta ‘clave’ correctamente es propiedad solo de los discípulos con cierto avance autoconsciente ya realizado. Las verdades sobre la vida y la evolución cósmica se ocultan del profano por propia vibración. Esto significa que lo esotérico (lo oculto y reservado) solo es revelado, por vibración,  a aquellos que por avance álmico y elevación vibracional pueden acceder a tales secretos.
Hoy en día, muchos de los secretos antiguos, que tan celosamente eran guardados por secretas sociedades, han sido puestos al alcance de quien desee conocer y ver por ‘sí mismo’. Esto ha sido inspirado por la Jerarquía Espiritual Planetaria; pero esas verdades enunciadas (en parte) en libros de texto que han sido revelados y/o inspirados a discípulos del mundo, solo terminan por develar su ‘verdadero rostro’ al alma estudiantil que ya ha aprendido a profundizar, adquiriendo cierta destreza inteligente para interpretar lo esotérico.
De tal manera que tan solo las almas que han madurado en profundización, elevando la vibración, han sabido extraer de los enunciados y de los símbolos ‘el verdadero elixir’, que está más allá del enunciado o del símbolo mismo.

Los Amantes del Cosmos son almas que han sabido profundizar en la vida hasta el punto de ‘ser uno’ con la Esencia Primordial; y cuanto mayor es la unificación con la Esencia de la Vida, mayor es la irradiación de Amor que llena los fríos espacios de la Materia universal, otorgando luz donde había oscuridad, y calidez donde había frialdad inerte.

Los estudiantes deben entender que el espacio infinito es la matriz de la Madre, es decir: La Materia absoluta, en donde nacen todas las formas de vida existentes. Necesario es aclarar que al decir “Materia” nos estamos refiriendo al completo Plano Físico Cósmico, el cual está conformado por los conocidos 7 planos o mundos interpenetrados: físico-etérico, astral, mental, búdico, átmico, monádico y ádico o divino. Es decir que en lo que llamamos “Materia” están incluidos elementos aún inexplorados por el hombre terrestre y su ciencia empírica. Nosotros hablamos desde un punto de vista esotérico y cósmico, entendedlo así.

La Existencia es la exteriorización o ‘manifestación’ espacial-temporal de Aquello que no tiene forma, ni tiempo, ni espacio. “AQUELLO” es el misterio de los misterios, es el misterio más grande…, y ese “Misterio” es la mística divina en las almas, es “el no-nacido”, el que siempre ES, sin cualidad, sin ‘logro’ ni ‘no-logro’, es Lo Inmanifestado siempre Presente, a lo cual algunos han llamado simplemente:

“PRESENCIA”

            De esta Presencia Eterna vienen a la manifestación todas las formas de vida, en todas las dimensiones que existen, lo cual incluye el funcionamiento de todas las Leyes de la Vida en Evolución.
            La palabra “MOVIMIENTO” y “VIBRACIÓN” vienen en auxilio del buscador de la verdad, para ayudar a entender que, mientras la Evolución es la Existencia en continuo cambio, movimiento y vibración, la PRESENCIA es ‘no-existencia’, un estado de perfecta quietud y silencio, un ‘punto-cero’ presente en todas las cosas. Este ‘punto-cero’ es el más secreto misterio de la Vida, y es el más auténtico SER, o bien “no-ser”, según como se mire e interprete.
            El hombre es una especial criatura o entidad evolucionante existente en el mar de las formas, en el ‘Océano material’, pero en cuya esencia esta “ESO”: el ‘punto-cero’, el Misterio de los misterios, el Misterio más grande…
            Por eso, quien diga que se conoce a sí mismo, no es acaso un alma que ha viajado a gran profundidad, por que “el Ser”, el no-nacido, es incognoscible… El conocimiento de ‘sí mismo’ es posible en cierta región de la conciencia (que puede abarcar regiones inexploradas aún…), lo cual aún es ‘forma y movimiento’; ese ‘conocimiento’ de sí mismo es posible, y debe ser realizado…, pero a mayor profundidad, ‘el abismo del Ser’ es insondable, y por lo tanto, nadie que haya viajado en profundidad hasta esos abismos, puede afirmar en palabras que “ya se conoce”…, por que el Ser es inconmensurable.
            Cuando hemos dicho que el Ser es incognoscible nos referimos a que la mente cerebral, con su limitado alcance no puede conocer lo que está mucho más allá de su capacidad; y afirmar que ‘el Ser’ es incognoscible por la mente, e insondable, es lo mismo que decir que ‘La Verdad’ es incognoscible e insondable.
            Sin embargo, La Verdad, el Ser, o bien, La Presencia…, siempre está, por que no puede dejar de ser, no por un solo instante; siempre ES, y esto es algo que en alguna medida puede ser experimentado por las almas, cuando ya están preparadas.
            Esa ‘preparación’ es maduración, y consiste en darse cuenta que “el experimentador” no existe, sino solo La Presencia.
            Esta última frase destacada podrá ser solo ‘palabras’…, o llevar a un viaje reflexivo al lector… De cada cual dependerá hasta dónde puede llegar en ese ‘viaje’.
            Una vez más puede ser entendido el concepto de que “las verdades enunciadas se ocultan a sí mismas”, porque solo son develadas por las almas ya preparadas para ‘viajar más allá’…

            “La Verdad es Paz”.

            Con estas ‘perlas instructivas’ que invitan a la reflexión nos despedimos, con una mano en el corazón y la otra irradiando vuestras almas.


SHANTI - OM






No hay comentarios.:

Publicar un comentario