Google+ Followers

viernes, 8 de mayo de 2015

6- De los Amantes del Cosmos, a las almas peregrinas


            Se abren oportunidades de redención para las almas. La continua revelación de transmisiones que por este intermedio vienen fluyendo, y que provienen del Ashram del 2° Rayo (de Amor-Sabiduría), es una de esas oportunidades ofrecidas a las almas que, de una u otra forma, han sentido el llamado interno emitido por el Logos Solar.
            El Logos Solar es el Señor o ‘Regente’ del Sistema Solar, y obedece, en Voluntad y Propósito, a Lgoi Cósmicos mayores, pero es en Su Vida Divina, desde Su Corazón, desde donde mana ‘el Llamado’ a las almas a recorrer el camino ascendente o evolutivo, para retornar a La Fuente.
            El Llamado del Logos es “vibracional”, ya se ha explicado en otras oportunidades, pero es a la vez “magnético”, produciendo una atracción vibratoria de todo aquello que es “fruto de conciencia”  hacia ‘Sí Mismo’.

            Recordará el estudiante que en el inicio del Manvantara, el Logos Solar emite, desde su gran Fuego Oculto, ‘chispas’ de vida divina, las cuales le pertenecen en esencia y presencia. Estas “chispas” son llamadas ‘Mónadas’ o ‘Espíritus Virginales’, entre otros nombres que le dais en vuestras escuelas, y son “el auténtico Peregrino” que viaja por los diferentes mundos de la materia para así ‘empaparse’ de la vida física, astral y mental, con el objeto de obtener de cada mundo una sagrada comprensión.
            Las comprensiones obtenidas son “cualidades de conciencia”, las cuales son archivadas en la “burbuja álmica”, y cuando el alma, ya habiendo recorrido todos los reinos de vida, ha llegado a la forma humana y obtenido en tal reino todas las experiencias y facultades posibles de realización, completa así su ciclo de APRENDIZAJE, regresando a su Origen.
            Este regreso de las almas al ORIGEN, es un largo camino, en el cual el aspecto del VACIAMIENTO, tan poco comprendido, inclusive por los estudiantes, se hace necesario.
            El regreso al Origen es el regreso de las ‘almas-chispas’ al corazón del Logos, desde donde habían sido emanadas por el secreto y misterioso impulso de la Evolución.
            El regreso de las almas al corazón del Logos es el regreso a LA UNIDAD; pero es un regreso plenamente “consciente”. He aquí la tan poco comprendida diferencia entre ‘la Unidad’ indiferenciada y “la Unidad con calor y cualidad de vida ‘consciente’”. Esta segunda cualidad de la ‘Unidad’ es fruto de la EVOLUCIÓN, y de ella se nutre el Logos, al final de los grandes ciclos.
Todo lo que existe nace de la Unidad, en forma análoga (aunque el ejemplo pueda ser muy imperfecto…) a como nacen los bebés…, es decir, con casi nula autoconsciencia (la cual irá desarrollando…); y todo vuelve a la Unidad después de cumplir largas etapas cíclicas de desarrollos de la conciencia. Es decir que el Logos genera ‘chispas de vida’ puras, “chipas-bebés” (para seguir con el ejemplo), pero que deberán regresar a su Seno Logoico con “autoconciencia solar”, en plena madurez…

Toda chispa y substancia solar emanada del Logos o Padre Espiritual, debe necesariamente retornar a Su Progenitor, llegada ‘la hora’. Esa “hora” es cíclica y respeta ritmos evolutivos cósmicos de acuerdo a Leyes Universales.

Nada ni nadie puede detener la marcha de la Vida Divina a través de los ciclos espiralados descendentes y ascendentes, que siempre rítmicamente están aconteciendo en los universos. El alma que esto comprende debidamente, es ya un alma con la suficiente maduración como para estar ya en este “Sendero de Retorno”.

Debe todo estudiante entender, llegado a este punto de los conceptos vertidos en las transmisiones, que la Evolución es cíclica, rítmica, espiralada, y ordenada según escalas vibratorias, y que todo nace de una Única Fuente y a Esa misma Fuente regresa.

Estos conceptos son básicos, pero entenderlos cabalmente puede llevar un tiempo de estudio y ‘maceración interna’ de los conceptos a los estudiantes.
Estos entendimientos no llegan al alma ‘por regalo del cielo’…, sino con esfuerzo empleado en la investigación, el estudio y el probado y constante discernimiento. La comprensión que debe nacer en el alma-estudiante es por mérito propio, como estamos explicando. Cuando el mérito se refleja en los primeros frutos, entonces ‘las puertas del cielo espiritual’ (Buddhi-Atma) se abren y su Luz puede traer tesoros impensados…, sí; pero el esfuerzo del alma en los planos de la personalidad debe ser efectuado primeramente, sentando las bases del Conocimiento (la Gnosis del Ser), el cual será más tarde comprobado, claro está, con la experiencia directa, al abrirse “las puertas del cielo interno”.
De otra manera explicado, diríamos que es desde “abajo” que el alma comienza a ‘construir’ el Puente hasta las elevadas regiones del Cielo Espiritual. Ese Puente se construye con reflexión, con el desarrollo progresivo y cada vez más refinado del intelecto;  con la ‘inteligencia’ (que es la facultad del intelecto con influencia creciente de Buddhi); con transformación del carácter y con cualidades adquiridas y maceradas en el almacén alquímico de la conciencia (o cuerpo causal). Cuando ‘el Constructor’, es decir, el Alma, logra entonces construir el Puente mental hasta el umbral de la Vida Divina (la Mónada sumida en el Logos), entonces las ‘Puertas internas’ se abren, porque tienen un Puente construido, es decir, un “canal” establecido por donde poder descender y derramar su sacra bendición.
Sin ese ‘Puente’ (antakarana + cuerpo causal desarrollado), sin ese ‘canal’ construido a fuerza de comprensiones escalonadas y sucesivas, las bendiciones elevadas del Espíritu Universal no pueden descender hasta la Materia de una especial manera, derramando así sus tesoros de vida espiritual consciente.
En síntesis, amados estudiantes: El PUENTE INTERNO debe ser construido, y nada ni nadie lo hará por vosotros. Cada alma es responsable por su construcción, y  la construcción de tal ‘canal’ de conciencia es servicio en sí mismo, porque es a través de ese Canal por donde el Sol espiritual puede ‘descender’ para transformar la vida.

Las almas que regresan a La Fuente, las que han escuchado el magnético Llamado del Logos Solar y como consecuencia se están poniendo en movimiento, son las que construyendo el Puente Interno están. Por eso os decimos: Seguid ahondando en los estudios y en la comprensión; interpretad al ‘estudio’ en forma amplia, no todo está en los libros…, aunque muy útiles y necesarios son en una parte del Sendero. Tened siempre una mirada crítica y objetiva de vosotros mismos, y aprended a ‘ser nada’ para volver al TODO (1). Esto significa ‘el vaciamiento’…
Interpretad con inteligencia lo que con amor os damos.
Viajáis por caminos sinuosos en los cuales, debajo de cada piedra una diferente sorpresa acecha… Permaneced siempre vigilantes, con los ojos bien abiertos; aprended a superar los espejismos astrales y las ilusiones mentales. Esto también es “vaciamiento”…
Sin Discernimiento no hay vaciamiento.
Estamos con todas las almas que en este camino iniciático se encuentran. El resto de las almas, las que no han llegado al sendero del autoconocimiento consciente, no nos necesitan todavía…, porque aprendiendo están a través de las implacables leyes de karma y renacimiento. Pero ‘la hora’ sonará también para ellas…, y llegado el momento, de brazos abiertos las recibiremos, como quien recibe a un hermano o entrañable amigo que vuelve de un largo viaje…
A los estudiantes, a los que sí pueden ahora escuchar nuestras palabras, les decimos: Permaneced activos y vigilantes de vuestras emociones, pensamientos y actividades. Aprended a reconocer los hábitos irreflexivos y mecánicos que aún os manejan, y superadlos con observación, reflexión y voluntad. ¡Vosotros podéis!.
No olvidéis que siempre, el primer y más certero paso, es el DISCERNIMIENTO. En tal sentido, aprended a reconocer lo que es el verdadero YO y lo que no lo es, pero que siempre está reclamando serlo…
Atended con inteligencia las verdaderas necesidades del alma, sin confundir con las necesidades o deseos de vuestro cuerpo astral. Esto siempre confunde a los estudiantes, y no son pocos los que caen en dicho error, no sabiendo todavía establecer tal diferencia.
Cread el Puente Interno despertando en vosotros todos estos ingredientes de entendimiento y comprensión. Estáis en La Vía, sí…, pero el Puente Interno requiere de ajustes en vuestras conciencias, y aún quedan, en la mayoría, escalones de comprensión por construir, hasta llegar al gran portal interior de la Gran Iniciación.
Nuestro Amor está repartido por todas las almas, y a cada alma llega nuestro aliento y apoyo, por eso es que damos estas señales de contacto, para que sepáis que así es…; pero nunca olvidéis que cada alma solo puede ser Luz para ‘sí misma’ laborando con sus propias herramientas, y que así, con mérito propio, puede el alma convertirse en Aquello que anhela, volviendo así a Su Padre.

El Sol ha querido hoy derramar sus bendiciones a las almas que siguen estas transmisiones, para reimpulsar el progreso.
En Luz y Paz nos despedimos, hasta un próximo encuentro interno.


Amantes del Cosmos






1- En realidad, filosóficamente, y atendiendo a la razón, el TODO no puede ser disminuido ni aumentado, así que nada puede ‘salir’ del TODO, por lo cual también sería incorrecto hablar de ‘regresar’ a EL. Sin embargo, el alma humana ha experimentado, desde la individualización, un sentimiento agudo de separatividad, y con ello sufrimiento. Desde entonces el ser humano se ha reconocido a sí mismo como  ‘un yo individual’ diferenciándose de los ‘otros yoes’ y de los ‘objetos externos’, iniciándose así un largo viaje de dualidad en los mundos materiales… Así que, al hablar de: “volver al TODO”, se está haciendo referencia a un ‘regreso’ de la conciencia individual consciente a la plenitud del Ser Total. Es como un cambio del ego-centrismo al Cosmo-centrismo... (Ante estos temas, las palabras representan solo una dirección…, el camino de la comprensión lo debe completar cada quien).






No hay comentarios.:

Publicar un comentario